En marcha la licitación de los puestos del Mercado y la bolsa extraordinaria de contratación, en el marco del plan municipal de impulso de la economía

19/06/2020
El plan comprende una inversión municipal de 1,2 millones de euros y un paquete de más de 60 medidas de apoyo a empresas y colectivos afectados por la crisis. El próximo miércoles finaliza el plazo de presentación de solicitudes para las 30 contrataciones de la Bolsa de Empleo Municipal; a partir del martes estará disponible en la Plataforma de Contratación del Sector Público el pliego de adjudicación de los 11 puestos vacantes en el Mercado Municipal de Abastos y las bases del paquete de subvenciones a autónomos y micropymes se aprobarán en un pleno extraordinario que se celebrará antes de que finalice este mes de junio.

         El Ayuntamiento de Cartaya ha puesto en marcha en estos días algunas de las medidas económicas más importantes de la primera fase del Plan de Reactivación Económica y Social, que comprende un paquete de más de 60 iniciativas de apoyo a empresas y colectivos más afectados por la crisis sanitaria y económica, y que supondrá una inversión superior a los 1,2 millones de euros aprobada en pleno a iniciativa del Equipo de Gobierno municipal el pasado 26 de mayo.

Así, la Junta de Gobierno Local aprobó ayer jueves el inicio del procedimiento de licitación de los 11 puestos vacantes del Mercado Municipal de Abastos, medida con la que se pretende, según destacó la portavoz del Equipo de Gobierno y concejala de Desarrollo Local, Eva Moya, “impulsar la actividad comercial del Mercado, contribuyendo al fomento de la economía local y al desarrollo del tejido empresarial en el municipio, y a la vez, proporcionar una oportunidad laboral a aquellos ciudadanos y emprendedores interesados en llevar a cabo actividades comerciales en la localidad”.

A partir de la publicación del pliego, se abrirá un plazo de quince días para la presentación de las ofertas, y el Área de Desarrollo Local ha puesto en marcha un servicio para asesorar a las personas interesadas, que van a poder obtener información y recibir apoyo para poder preparar y presentar estas ofertas en el Departamento de Subvenciones y Comercio de la ULOPA (959 390 380).

La Junta de Gobierno Local también ha dado luz verde a una Bolsa Extraordinaria de Empleo para atender las necesidades de contratación temporal de peones y limpiadoras, que cuenta con una inversión municipal de más de 300.000 euros, y en base a la cual se va a contratar a 30 personas, a razón de tres meses cada una. El próximo miércoles 24 de junio finaliza el plazo de presentación de solicitudes y “nuestro objetivo es que estas contrataciones puedan realizarse lo antes posible, porque la medida va dirigida a fomentar el empleo  entre los colectivos más afectados por la crisis del Covid-19”.

Además, ya están finalizadas las bases de las subvenciones a autónomos y micropymes, que cuentan con un presupuesto de 310.000 euros, “y para que sean realidad lo antes posible, vamos a convocar un pleno extraordinario antes de que finalice el mes de junio para darle luz verde a esta iniciativa y ponerla en marcha con carácter de urgencia”.

REACTIVACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL

Son algunas de las más de 60 medidas, que cuentan ya con su consignación presupuestaria correspondiente, y que se desarrollarán en dos fases. En la primera se pondrán en marcha las que implican un alivio económico para los colectivos más afectados por la crisis derivada de la pandemia de COVID-19, como son también la puesta en marcha de un Plan de Empleo dentro del Marco del Convenio de Concertación con la Diputación Provincial de Huelva, que implicará la contratación de tres personas más (27.500 euros), el Plan de Apoyo y Dinamización del Comercio Local, que ya ha empezado a ejecutarse, y que comprenderá también la realización de campañas publicitarias y videos promocionales de apoyo a este colectivo concreto, y el refuerzo de los servicios que se prestan desde la ULOPA, entre ellos el de información y difusión de las novedades normativas, subvenciones e información de interés para los ciudadanos y, especialmente para autónomos, pymes y empresas.

Además, comprende medidas de refuerzo de la seguridad y prevención, en la localidad y en los edificios municipales, como la reciente puesta en marcha de un Plan de Prevención de Riesgos Laborales, la adaptación de todos los edificios públicos y el reparto de mascarillas entre los colectivos de mayor riesgo.

En materia de ingresos municipales, con cargo al plan el ayuntamiento ha procedido a la suspensión de la totalidad de las liquidaciones de los precios públicos y tasas desde el 13 de marzo y durante los meses de abril y mayo, a lo que se une, en lo que respecta a la tasa por ocupación de la vía pública con mesas, sillas y todos (veladores), la rebaja del 50% de la misma, al menos durante el mes de junio, entre otras medidas para facilitar o ampliar el plazo para el pago de los impuestos municipales (IBI, IAE, o Impuesto de Tracción Mecánica), que se extenderá hasta el 20 de noviembre, para quienes así lo soliciten.

El plan de reactivación económica, incluye a medio y largo plazo otro paquete de medidas para reactivar la economía local, entre las que destacan la puesta en marcha de una incubadora de empresas municipal, de un Plan de Formación dirigido a desempleados y orientados a la mejora de la empleabilidad y a la reincorporación al mercado laboral, y otro dirigido al asesoramiento y formación en nuevas tecnologías enfocado al sector comercial, para ayudarlos a actualizar y adaptar sus negocios a la situación actual.

Entre las iniciativas novedosas que se van a poner en marcha, está la creación de un Consejo Local de Comercio, “que consideramos fundamental para cohesionar el tejido socioeconómico de Cartaya, El Rompido y Nuevo  Portil y como instrumento para solicitar subvenciones en comercio interior”; y la activación de un Plan de Concertación, dotado con 89.000 euros.

Además, la iniciativa municipal comprende la puesta en marcha de un Plan de Apoyo al Sector Turístico y de Playas que ya ha empezado a desarrollarse, con la presentación está misma semana de un ambiciosa campaña de promoción turística para consolidar Cartaya como Destino Seguro y de calidad, y un paquete de medidas de prevención para evitar la propagación del COVID-19 en las playas, entre las que destaca el Plan de Contingencia, que ha elaborado el área de turismo y que se ha puesto en marcha ya este fin de semana.

Medidas Sociales

         Esta ambiciosa actuación municipal incluye también medidas encaminadas a dar respuesta y apoyo a las familias cartayeras en situación de vulnerabilidad, y especialmente a aquellas que por culpa de la crisis sanitaria, han perdido su trabajo y están sufriendo más directamente el impacto de la crisis.

El refuerzo material, humano y de servicios que se presta desde los Servicios Sociales municipales, y el incremento del presupuesto de ayudas sociales encaminadas a cubrir las necesidades básicas, los mínimos vitales o el pago de alquileres, con un presupuesto de 109.000 euros, son algunas de las acciones más destacadas.

También se incluye en este paquete, la próxima apertura de una oficina de atención en materia de servicios sociales en las delegaciones del Ayuntamiento en El Rompido y Nuevo Portil, junto con la puesta en marcha de de programas divulgativos en redes sociales, para facilitar el acceso a los recursos sociales, y un conjunto de iniciativas en materia de prevención y lucha contra la violencia de género, el maltrato infantil o en la tercera edad, para proteger a los colectivos más vulnerables.

Otras iniciativas en este ámbito son la creación de la comisión local de protocolo de COVID-19, para establecer medidas de acogida para personas que necesiten confinamiento fuera de sus domicilios; la constitución del Consejo Local de Servicios Sociales, con la participación de las organizaciones sociales de la localidad, y la adecuación del centro de participación activa a la nueva realidad social y a las nuevas demandas de los usuarios.

Se trata, en palabras de la concejala de Desarrollo Local, de “un Plan Vivo y en cuyo marco se irán sumando medidas conforme vaya evolucionando la pandemia y vayamos detectando nuevas necesidades, y también se irán ampliando las cantidades económicas conforme vayamos liberando partidas del presupuesto municipal, porque la prioridad del Ayuntamiento en estos momentos es hacer frente a la crisis sanitaria en la que nos encontramos y a la crisis económica que ya está provocando”.

Finalmente, el alcalde, Manuel Barroso, ha destacado “el importante esfuerzo económico que realiza el Consistorio para la puesta en marcha de este ambicioso paquete de medidas con el que nuestro principal objetivo es recuperar a las personas y a las empresas, apoyar a nuestro tejido económico, y también a las familias y colectivos que están sufriendo y que van a sufrir en mayor medida el impacto de la crisis sanitaria y económica que se derivan de esta pandemia”.

 

 

 

 

 

En marcha las primeras medidas del Plan de Impulso y de reactivación económica y social de Cartaya.